Pros y Contras de la adaptación al cole

El mes pasado os contamos como hicimos en casa para que la vuelta al cole fuera más llevadera. Os dije que más adelante os compartiría como vivimos la adaptación al cole del peque de la casa.

Y como lo prometido es deuda, aquí estoy!

Este curso el peque ha empezado el cole, el cole de los grandes!

Y aunque ha ido 3 cursos a la “guarde”, todo cambio necesita de un proceso de asimilación.

Compañeros nuevos, profes nuevas, entorno nuevo … y aunque tiene el referente de su hermana mayor, no quita que es demasiado en poco tiempo.

No sé cómo lo hacen en otros centros, pero en el nuestro, la primera semana dividen el grupo clase en 3 subgrupos y cada día cada uno de ellos va a una franja horaria diferente.

Después de haber pasado algo de tiempo y haber podido analizar un poquito la situación (que no me gusta hablar por hablar), estos son mis pros y mis contras al periodo de adaptación del peque:

PROS:

  • Que las maestras los primeros días trabajen con grupos superreducidos les permite tener una atención muy personalizada hacia los peques y a la vez poder conocerlos mejor.
  • Los grupos reducidos de los primeros días permiten a los peques conocer el entorno clase y colegio de una manera mucho más tranquila.
  • Los peques se incorporan al ritmo escolar de una manera un poco más progresiva.

CONTRAS:

  • El ir la primera semana, cada día a una franja horaria diferente desorienta un poco a los peques. Por lo menos al mío no lo llevo muy bien. No entendía porque el primer día su hermana se quedaba en el cole y el no, o porque al día siguiente a media mañana se tenía que volver a casa.
  • La primera semana los peques se relacionaron con el subgrupo de clase que les había tocado. No fue hasta pasados los días de adaptación cuando se conocieron con el resto de compañeros. Por suerte, en nuestro caso, en el grupo que nos tocó los días de adaptación había una amiguita de la “guarde”, así que tenía un referente conocido.
  • Para los padres, el periodo de adaptación es incompatible con el horario laboral y en mi caso que no cuento con la posibilidad de contar con abuelos, porque no viven en la misma ciudad, me tocó llamar a la “canguro”.

Así que la cuesta de septiembre, este curso ha sido un poquito más cuesta.

Y no es que esté en contra de hacer un periodo de adaptación, que estoy totalmente de acuerdo, pero tal vez la manera de hacerlo en el centro de mis peques no ha sido la mejor para el mío.

Porque ya sabemos que cada niño es un mundo y no siempre una manera de hacer funciona para todos.

Alguna más le ha tocado adaptación este curso? Cómo la habéis llevado?

 

Si te ha gustado, comparte

Comentarios 2

  1. La verdad que la adaptación no la veo nada compatible con la vida laboral. Me he tenido que guardar días de vacaciones para este tema y mi hijo ha llorado y ha pasado unos días bastante desorientado, cada día iba a una hora diferente. Ha sido caótico.

    1. Post
      Author

      Hola Cristina, gracias por tu comentario. La verdad es que tienes razón con lo de la compatibilidad de la adaptación con la vida laboral. Al principio del curso escolar hay que hacer un poco de malabares para poder llegar a todo.Y para los peques son unos días de muchos cambios.
      Espero que tu hijo se haya podido adaptar y que el inicio de curso haya sido positiva.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *